Peelings Químicos y Dermoabrasión

La MIcrodermoabrasión por Método Puntas de Diamante o Peelings Mecánicos rejuvenecen las pieles envejecidas gracias a la estimulación de las células basales, y a la eliminación de los estratos celulares superficiales acumulados.

Indicado para el tratamiento y la prevención del envejecimiento cutáneo, las manchas y pigmentación anormal de tipo epidérmico, líneas del ceño, labiales, las arrugas finas, la piel dañada por la exposición al sol (fotoenvejecimiento), secuelas de acné, y determinados tipos de cicatrices.

Existen dispositivos que incorporan minúsculas agujas (0,13 mm en el facial y 0,2 mm en el corporal) que ejercen micro-perforaciones en la superficie cutánea que permiten aumentar la permeabilidad de la piel y mejorar la penetración de los tratamientos cosméticos a través del estrato córneo; capa más superficial de la piel, que hace de barrera protectora entre la superficie y la epidermis. Se considera que su uso  mejora de forma progresiva y natural el aspecto de los tejidos mediante la estimulación natural de los mecanismos de reparación cutáneos.

Los Peelings Químicos con Ácido Glicólico o Ácido Mandélico constituyen otra excelente opción en pieles dañadas o fotoenvejecidas.