Drenaje Linfático Manual y Mecánico

Suele confundirse el drenaje linfático con los masajes  reductivos, reafirmantes y anticelulíticos. Sin embargo, el primero es una técnica de masoterapia que estimula, a través del sistema linfático superficial (ganglios), la eliminación de líquido y sustancias de desecho acumuladas en el organismo. Se realiza, principalmente, para resolver problemas ligados a la salud como edemas generados durante el embarazo y post operatorios y de manera adicional a tratamientos estéticos y para bajar de peso. Para complementarlo, existe el drenaje linfático mecánico, que se hace con un equipo similar a un saco de dormir y utiliza un sistema de compresión llamado presoterapia. Siempre debe ser complementario al drenaje linfático manual, de lo contrario puede provocar endurecimiento del tejido.

Drenaje linfático facial
Es ideal para pacientes con ojeras, bolsas en los ojos y para bajar la hinchazón de la cara. Esta terapia consiste en drenar hacia los ganglios próximos a las orejas y genera un efecto de cara más descansada, como un lifting natural.